building2

PRODUCCIÓN Y CENTROS DE EXCELENCIA

Candino pertenece a uno de los pocos Grupos relojeros a nivel mundial capaz de cubrir todas y cada una de las fases de fabricación de un reloj. Esto repercute en un control del proceso y unos estándares de calidad únicos en su campo, situándolo en una posición ideal para competir en los niveles más altos.
Candino posee la habilidad y tecnología para idear y fabricar un reloj completo, incluyendo todas aquellas piezas mecánicas que lo forman.
Este hecho se traduce en una ventaja competitiva exclusiva en su mercado.
Su planta de Herbetswil (Suiza) ensambla relojes Swiss Made. Dispone de una fábrica de alta calidad con las últimas tecnologías y su producción se centra tanto en relojes mecánicos como de cuarzo. En ella trabajan 64 empleados cualificados que montan relojes con las tecnologías más avanzadas y que se ocupan, de forma meticulosa, del control de calidad que pasan todas y cada una de las piezas que forman un Candino. Éste es un paso esencial para certificar el producto antes de que salga al mercado.
Como resultado de esta continua expansión, el grupo ha adquirido seis centros de producción altamente especializados. Uno de ellos es el fabricante suizo Soprod que posee tres plantas de producción esenciales: una en la ciudad de Sion, que fabrica mecanismos de cuarzo; el segundo, en Les Reussilles, que se centra en la producción de mecanismos automáticos y la integración de módulos complejos; y el tercero, en Saignelégier, fabrica los componentes. Todos y cada uno de los progresos que Candino ha efectuado a lo largo de su trayectoria repercuten en una producción excelente solo comparable con los mejores relojeros suizos.

ESPÍRITU VANGUARDISTA

Ya desde los inicios, Candino se avanzó a su tiempo apostando por materiales y procesos de fabricación totalmente innovadores.
Más de 60 años avalan un espíritu pionero que apuesta por una constante modernización de sus instalaciones, prestando especial atención al uso de la tecnología más avanzada y a la adaptación de su gestión en un mercado en constante cambio.
En 2002, Candino se une al Grupo Festina. Una fusión que ha reforzado al grupo y ha demostrado ser extremadamente constructiva proporcionando un dinamismo adicional a todos los procesos, repercutiendo en la excelencia del producto final y haciendo que cada reloj sea un pieza única. Candino se ha beneficiado de un mejor know-how en la dirección, en la logística y en la distribución. A su vez, ha reforzado el segmento de gama media del grupo y ha aportado la tradición suiza y la experiencia a los aspectos técnicos de la fabricación.
Fabricamos componentes que exigen un alto conocimiento del sector. Apostamos por una precisión milimétrica en la calidad del corte, en el fresado y el abrillantado. En Candino apostamos fehacientemente por la vanguardia. Nuestro objetivo es que quien lleve un Candino, sienta los valores intrínsecos de la marca: tradición, elegancia y vanguardia.

hand-making
founders

TRADICIÓN

Adolf Flury-Hug fue una persona avanzada a su tiempo. Un visionario que, en el año 1947, apostó por un sueño y abrió un taller de fabricación de relojes en el anexo de su casa familiar en Herbetswil, en el cantón suizo de Soleura. Actualmente, ese taller sigue en pie al lado de la ultramoderna fábrica de la empresa, que se inauguró en 1989. No es casualidad que haya resistido los envites del tiempo y la modernización ya que es un símbolo del compromiso de Candino con los principios de sus fundadores.
Esa tradición, año tras año, se ha alimentado con las últimas innovaciones tecnológicas haciendo que cada uno de los relojes destaque por su modernidad y su precisión.
Candino fabrica sus productos con tecnología punta, sin olvidarse de la experiencia de la relojería tradicional suiza.
La empresa siempre ha dado gran importancia al desarrollo estético de cada uno de sus modelos, técnicamente sofisticados, que son creados con materiales de primera calidad como el acero, titanio, cerámica y carbono.
A través de sus cuatro colecciones, Candino copa el mercado de lo exclusivo aportando su gran tradición relojera a cada una de sus colecciones: Classic, Casual, Elegance y Sport.
Y para los sibaritas del tiempo, Candino amplía su gama de relojes de cuarzo con una serie equipada con funciones adicionales e inusuales que tienen por objetivo complacer a aquél que entiende el reloj como una máquina exclusiva que mide aquello que es más importante en la vida: el tiempo.

swis-watch

RELOJES SUIZOS DE FAMA MUNDIAL

Mimamos todos y cada uno de los procesos; diseño, fabricación, montaje del mecanismo, transporte y servicio al cliente. Aunamos tradición y modernidad siendo conscientes de que la importancia reside en los detalles. Esa forma de trabajar es la que nos permite tener el sello de calidad Swiss Made, un reflejo de la excelencia que solo llevan los productos fabricados en Suiza. Candino realiza controles de calidad en todos los niveles del proceso de fabricación. Asimismo, un servicio posventa rápido y eficiente refuerza esta garantía y contribuye a su buena reputación entre los puntos de venta y los clientes internacionales.
Candino no se conforma con realizar todos los esfuerzos posibles para fabricar relojes con una calidad impecable. Cada día, se investiga en nuevas fórmulas de desarrollo de producto, nuevos materiales y nuevos diseños. El objetivo de este espíritu de mejora es ofrecer un mejor rendimiento, una mayor fiabilidad y el mejor producto a un precio justo. Los clientes de Candino valoran la oportunidad de poder beneficiarse de la buena calidad a un precio razonable y, por ello, continúan depositando su confianza en la empresa.